martes, 25 de marzo de 2014

Un perro lazarillo en el colegio Jesús Cancio de Santander

A veces hay oportunidades que puedes aprovechar. A veces, la vida real está muy cerca de la escuela, si sabes abrirte al mundo y dejar las puertas abiertas. Si eres capaz de compartir los éxitos, las dificultades y las diferencias.
A veces, una maestra aprovecha lo que está a su alcance y nos presenta alguna realidad difícil para que comprendamos la diversidad.
La vida es la mejor enseñanza, si sabes dónde observar.
Por mediación de Tere, conocimos a Miguel y a Habi, su perro lazarillo. Aprendimos sobre la ceguera y las dificultades que presenta para los quehaceres cotidianos. Descubrimos una báscula parlante que nos decía nuestro peso en voz alta. También aprendimos cómo superar estas dificultades y disfrutar de una vida plena.
Nos pusimos en el lugar del otro, imitando sus carencias e intentando valernos de sus técnicas.
Fue una mañana entrañable y divertida, pero sobre todo, un momento mágico donde la vida fue la escuela y la escuela fue la vida.


2 comentarios:

PrimariaJesúsCancio dijo...

¡Qué buenísima actividad! Estos alumnos son muy afortunados porque reciben lecciones importantísimas que no están en los libros.

Raúl Rodríguez dijo...

¡Estos animales son una pasada!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...